Por todos es conocida la importancia de realizar ejercicio físico de forma habitual, aunque a veces se nos olvida el papel clave que también ejercen los estiramientos como parte implícita dentro de nuestra rutina deportiva. Actualmente existen muchos mitos arraigados sobre estiramientos y por eso queremos arrojar de un poco de luz sobre este tema. Nunca prescindas del calentamiento inicial ni de los estiramientos finales. ¿Quieres saber más?

5 FALSOS MITOS SOBRE ESTIRAMIENTOS:

  • “Estirar unos días a la semana es suficiente”. De ninguna forma. Los estiramientos deben realizarse SIEMPRE que hagamos actividad física, pues aumentan nuestra flexibilidad y nos previenen de futuras lesiones. Estirar de manera adecuada y no de manera irregular ayuda a potenciar todos los beneficios.
  • “Cuando hago cardio no necesito estirar”. Falso mito. Cuando realizas una sesión de cardio suave, también sometes a tus músculos/ligamentos a un período de estrés, por lo que debes estirar siempre antes de finalizar la sesión. Independientemente del tipo de entrenamiento que realices, hacer una vuelta a la calma de unos minutos y estirar los músculos que has trabajado te beneficiará y mejorará tu recuperación.
  • “Hacer ‘rebotes’ y notar cómo el músculo duele”. Totalmente falso. Los estiramientos con rebote o de tipo balístico son los que nos sirven para trabajar la flexibilidad, y no para relajar los músculos después de un esfuerzo. Por otro lado, nunca debemos sentir dolor, aunque sí una leve tensión en los músculos.
  • “Para un entrenamiento aeróbico no es necesario calentar”. Falso. Un clásico del verano, entre la gente que acude a la piscina: llegas, te pones el bañador, gafas, gorro… ¡y a nadar! Es importante movilizar y estirar nuestras articulaciones en seco antes de entrar al agua. Ocurre lo mismo con otros deportes aeróbicos como ciclismo, running, etc.
  • “El estiramiento solo se realiza al final de la actividad física”. Nada más lejos de la realidad. Es recomendable hacer estiramientos antes y después, aunque de manera diferente. Es decir, al comenzar tu rutina puedes realizar ejercicios suaves que preparen tus músculos para los estímulos físicos y, cuando finalices tu rutina, realizar un estiramiento más intenso en estático.
  • Una vez concluyas tu sesión de actividad física, lo ideal es reforzar tus estiramientos con la aplicación de un gel frío de recuperación muscular. Además, es muy recomendable que los complementes con productos que contengan árnica (antiinflamatorio natural de gran eficacia), como es el caso  Kyrocream Sport Ice, que conjuga el efecto frío con las virtudes del alcanfor procedente del árbol Ravintsara y otros extractos naturales como hipérico y caléndula, aportando beneficios como:
    • Recuperar y reducir la fatiga tras el ejercicio físico.
    • Facilitar la recuperación muscular.
    • Generar un intenso y prolongado efecto frío en la zona de aplicación.
    • Evitar los calambres.
    • Reducir hinchazones.

De agradable textura, buen olor y óptima absorción, Kyrocream Sport Ice no contiene medicamentos ni alérgenos. Tampoco principios activos sintéticos, pues todos son de origen natural. Encuentra Kyrocream en nuestra tienda online y recíbelo en casa en 24h encárgalo en tu farmacia más cercana. ¡Así de fácil!

(molestia aparte)

+info:

OUTBACK NATURE’S PHARMACY SLU
PAE C/Lleida, 31C
08500-Vic (Barcelona)
T. 93 181 06 30
M. 694 49 03 76
info@outback.es